Leo en Microsiervos cómo un coche autónomo anticipa el choque del vehículo que lo precede en casi un segundo. La acción parece propia de un loco pero lo más curioso es como el Tesla, gracias a su nuevo radar que es capaz de “ver” delante del coche que le precede, detecta la colisión antes de que esta se produzca.

Alucinante!